El papel de la lengua en la construcción de la comunidad y su autonomía frente al estado y la sociedad, y los derechos humanos de las personas y pueblos indígenas, su garantía y protección en la óptica de la comunalidad y la libre determinación fueron las temáticas que enmarcaron la continuación del Diplomado Autonomía y Libre Determinación de los Pueblos Indígenas en este segundo día.

En diálogo complementario con diplomantes, la Dra. Emiliana Cruz Cruz, profesora investigadora del CIESAS-CDMX, cuya trayectoria académica se ha caracterizado por combinar la investigación académica con la colaboración comunitaria a favor de los derechos de los pueblos indígenas, con relevancia en la región chatina, compartió su experiencia sobre las formas en que las lenguas defienden el territorio, sobre experiencias de educación, la participación de la juventud, los sentidos de lo comunitario.

El Lic. Palemón Vargas Hernández quien es originario de Tlahuitoltepec Mixe, con un caminar profesional amplio en el ámbito de propuestas educativas entre los que destacan el libro “Wejën Kajën. Las dimensiones del pensamiento y generación del conocimiento comunal”; así como de cargos y servicios comunitarios, como el Presidente del Comisariado de Bienes Comunales, Síndico Municipal, Presidente Municipal y otros, compartió sobre la relación entre la vida de lengua y la vida de la comunidad, la importancia de conceptualizar desde lo propio, así como pilares que pueden fortalecer la lengua, desde la vivencia y experiencia propia.

Ambos, Emiliana Cruz y Palemón Vargas, abonaron sobre la historia, oralidad, memoria, procesos de aprendizajes y el papel de la lengua en la construcción de la comunidad y la autonomía frente al estado y la sociedad.

En la sesión de la tarde, el abogado zapoteco de Villa Hidalgo Yalálag, Filoteo Vicente Revilla y la ciudadana de San Antonino Castillo Velazco, María de los ángeles Santiago Sánchez integrante de la Coordinadora de Pueblos Unidos por la Defensa Del Agua (COPUDA) argumentaron en torno a los derechos humanos de las personas y pueblos indígenas, su garantía y protección en la óptica de la comunalidad y la libre determinación.

Filoteo Vicente, quien también es integrante de organización de la sociedad civil Centro de Apoyo a Movimiento Popular Oaxaqueño, Asociación Civil (CAMPO, A.C.) buscó aportar herramientas al grupo que fortalezcan su perspectiva de derechos humanos en su dimensión individual, colectiva y en perspectiva de género, en el marco de la comunalidad y la libre determinación.

“En las políticas públicas existentes basadas en el Plan Nacional de Desarrollo no somos tomados en cuenta, no aparece un apartado específico y mucho menos hay claridad de cómo se garantizan los derechos colectivos de los pueblos indígenas, asimismo, no se dice como eliminar las prácticas discriminatorias”, complementó Vicente Revilla.

Desde la experiencia propia y desde los servicios en su comunidad, María de los Angeles Santiago, expuso como se vive y las contradicciones que existen cuando se trata sobre los derechos humanos de las personas y pueblos indígenas reconocidos en las leyes de Oaxaca, la Constitución, tratados internacionales; compartió que no existen en la práctica, no se respeta y como Pueblos se debe exigir su reconocimiento.