Oaxaca de Juárez, Oaxaca a 16 de mayo del 2020.

  • Preocupante declaración de los gobiernos estatal y federal sobre iniciar la nueva normalidad en Oaxaca.

El Colectivo Oaxaqueño en Defensa de los Territorios (CODT), hace un llamado enérgico a los gobiernos estatal y federal para que reconsideren el anuncio de iniciar la nueva normalidad en los municipios y comunidades indígenas, ya que estamos en plena fase tres de la pandemia de COVID-19, en la que se han incrementado los casos de contagio y esta situación podría extenderse si no se continúa con las medidas preventivas, poniendo en grave riesgo la salud, integridad y vida de los pueblos y comunidades indígenas de Oaxaca.

Sería riesgoso que los municipios regresaran a la normalidad el día 18 de mayo como se ha anunciado, hacerlo sería un acto de irresponsabilidad, e insensibilidad de las autoridades federales y estatales y una muestra de una clara descoordinación entre los tres niveles de gobierno, en la que no se pondera el derecho humano a la salud de la población indígena.

En los últimos días se han tenido los primeros reportes de personas contagiadas por COVID-19 en las regiones más remotas, donde hasta el Hospital ubicado en Tamazulapam Mixe, tuvo que cerrar sus puertas debido a los contagios sufridos por el personal de salud que allí labora; asimismo, no se toma en cuenta que el Hospital de Alta Especialidad se encuentra en su máxima capacidad.

Reconocemos las acciones que los municipios y comunidades de Oaxaca han tomado ante el riesgo de la pandemia, instalando filtros de control sanitario para sus ciudadanos y evitando al máximo el ingreso de personas externas a las comunidades.

Condenamos los actos de hostigamiento y presión que están ejerciendo autoridades del gobierno federal, estatal, diputados y empresas constructoras para seguir implementando obras en las comunidades indígenas, poniendo en riesgo a sus habitantes y transgrediendo las medidas establecidas por los gobiernos.

En particular denunciamos la actitud de la Minera Cuzcatlán S.A de C.V, que aprovechando la pandemia y la necesidad de las personas, tratan de limpiar su imagen regalando artículos de limpieza en las comunidades vecinas al Proyecto de explotación minera San José.

Por lo arriba expresado, exigimos a los gobiernos federal y estatal:

  • Respeto irrestricto al derecho de los pueblos indígenas a la libre determinación, incluido el derecho a estar o permanecer en aislamiento a causa de la pandemia.
  • Establecer la infraestructura necesaria, fortalecer los servicios médicos y dotar de medicamentos a las unidades médicas y hospitales que atienden a la población rural, para que puedan alcanzar un real ejercicio del derecho a la salud.
  • Mejorar el acceso y la gestión del agua potable y el saneamiento, en particular para los pueblos indígenas que viven en comunidades remotas, a fin de evitar una mayor propagación del virus.
  • Establecer acciones para reactivar la producción y la economía local de las comunidades indígenas y rurales del estado a fin de iniciar un proceso para alcanzar la soberanía alimentaria.

 

Colectivo Oaxaqueño en Defensa de los Territorios