Meets mëku’uktëjktë, ayukjää’ytyë, wäjkwempët pujx wäjkwempët käjp, pënjaty yë jëën yë pujx pyatmatootëp, määytyë nëtuknäx.
Ixäm myakmäjkts’any yë xëëw yë po’, ‘yapety makmäjkts jumëjt mää’ ojts yë wëntsën pën xyëëw Ulises Ruiz Ortiz ja pyujx ja kyäjp tmëtuntëkëy, ja’ pën ja ejx’ejtëp tuktsiiky tukwëp ja yik’ëxpëjkpëtëjktë, ojts ‘yooktë tyëkëytyë.

Ante la injusticia y la impunidad a catorce años del violento desalojo del plantón magisterial en Oaxaca, nos unimos a la exigencia de aplicación de la ley contra los responsables y de dar justicia a las víctimas por las detenciones arbitrarias, por los casos de tortura documentados, por las desapariciones forzadas, por los asesinatos y las ejecuciones extrajudiciales.

En este contexto mundial de emergencia sanitaria por la Pandemia SARS-COV-2 o COVID-19, nuestra solidaridad con el magisterio oaxaqueño que lucha por una educación digna y pertinente a la demanda histórica de autonomía y libre determinación para las comunidades y pueblos indígenas, por ello, nuestra condena enérgica a todo acto de represión y violencia por parte del gobierno a todo movimiento social.

Hacemos un llamado a la unidad de los movimientos sociales para exigir juntos con las comunidades y pueblos el reconocimiento pleno de los derechos indígenas como una deuda histórica del estado mexicano.

Animamos a la sección 22 a seguir construyendo y fortaleciendo el Plan para la Transformación de la Educación de Oaxaca (PTEO), con principios de Comunalidad, como búsqueda constante y permanente de la transformación social, con diálogo permanente para la construcción de trabajos educativos como estrategia pedagógica, fortaleciendo la relación escuela – comunidad como espacios educativos encaminados a trabajar con unidad, organización y compromiso.

Hagamos valer el artículo 2o., Apartado “B” de la constitución de nuestro país, el cual establece que las autoridades tienen el deber de “… garantizar e incrementar los niveles de escolaridad, favoreciendo la educación bilingüe e intercultural […] así como el de impulsar el respeto y  conocimiento de las diversas culturas existentes en la nación …”

Hermanos y hermanas educadoras, fortalezcamos el trabajo conjunto para seguir contribuyendo y fortaleciendo procesos como las Semanas de Vida y Lengua Mixe (SEVILEM), los Diplomados sobre Lengua y Cultura, impulsados desde SER como espacios educativos para la reflexión, análisis y generación de propuestas educativas para la vitalización de la lengua y la cultura Ayuuk.

Por otro lado y no por ello ajeno a nuestra realidad de vulnerabilidad, en estos tiempos difíciles de confinamiento sanitario, llamemos a las Autoridades estatales y federales a respetar la libre determinación de las comunidades ante la insuficiencia de atención a la salud, al tiempo que demandamos esta obligación del Estado a establecer políticas públicas interculturales que atiendan de manera integral la salud, la alimentación y la vida del Pueblo, como un derecho humano.

Enfatizamos que los Centros de salud que se encuentran en las comunidades, no cuentan con la infraestructura ni con personal suficiente, mucho menos medicamentos para curar las diversas enfermedades. Los enfermos tienen que ser trasladados a los hospitales de la ciudad de Oaxaca, en la que se reporta falta de capacidad de atención.

Por ello, para mitigar el impacto de esta pandemia llamamos a las autoridades comunitarias y a los ciudadanos de Oaxaca, seguimos invitando a tomar con seriedad el llamado de las autoridades de salud, para evitar la propagación del virus en las comunidades indígenas.

De por sí vulnerables, en las comunidades existe un impacto directo en la economía de las personas, hay un aumento de precio en los productos de la canasta básica. Se presenta un tiempo de crisis económica, porque varias personas perdieron su trabajo. Consideramos que existe una gran necesidad de generar propuestas de desarrollo comunitario sustentable y respetuoso con la madre tierra.

Por eso es importante aprender de otras experiencias de organizaciones hermanas, la articulación de esfuerzos como estrategia para conocer: ¿Cómo están mirando esta situación? ¿Qué podemos construir de manera colectiva?

Analizamos que el magisterio oaxaqueño en su misión educativa incidirá de manera práctica en la enseñanza aprendizaje para fortalecer el cultivo de la milpa y de otros productos, para producir nuestros propios alimentos, lo cual significa resistencia y construcción de alternativas y soberanía alimentaria.

La demanda que hacemos al Estado mexicano es que reconozca los mecanismos de transmisión y recreación de conocimientos, saberes y principios de los pueblos indígenas y promover el desarrollo de la educación comunitaria, conforme a sus métodos de enseñanza y aprendizaje. También, que sea de carácter obligatorio la educación inicial hasta la educación superior, bajo un enfoque comunitario, indígena e intercultural, así como el respeto y valoración de la diversidad cultural y lingüística.

Esta acción y otras acciones como la defensa de la tierra y el territorio, fortalecerá el ejercicio de la libre determinación de las comunidades y pueblos indígenas.

Servicios del Pueblo Mixe condena las acciones de represión y discriminación realizados hacia el magisterio Oaxaqueño, exigimos Justicia al estado mexicano, como un derecho universal. Nos unimos a la exigencia de Justicia de la Sección 22 del SNTE, para exigir castigo a los culpables que desataron la violencia el 14 de junio de 2006 en la ciudad de Oaxaca y el 19 de junio de 2016, en la comunidad de Nochixtlán.

Mëku’uktëjktë, jatë’n ëëts ja n’ääw n’ayuujk nkëyaky, jatë’n ëëts ja pukäjpxën npiktä’äky, yik’amëtëy yikpëktsëy ja wëntsën jats ka’pyxy tpatu’nt ja payë’yën.

Tyoskujuyëtëp

Servicios del Pueblo Mixe A.C.

Foto: Antonio Turok